Blogia
ingenierosdelatierra

Programa de mejora de la competitividad

Se trata de una actuación que debe coordinarse con el Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas -y con los restantes Colegios-, pero en el que, dada la especial concentración de compañeros en el Colegio de Centro, y la ubicación de las sedes del Consejo y del Colegio en Madrid, en donde viven tantos colegas, creemos que estamos en buena posición para lanzar unas líneas generales.

a) Los campos de actuación específica de los ingenieros de minas deben ser delimitados y defendidos. Nuestra formación capacita, y no solo teóricamente, para trabajar con ventaja respecto a otras profesiones en algunos sectores de la economía y de la industria. Parece que la competencia en la minería estaría reconocida, y no solo legalmente, por el propio nombre de nuestra carrera. Pero la denominación profesional no puede ser motivo de confusión ni de errónea delimitación de capacidades.

Los ingenieros de minas nos hemos formado para poder hacer bien muchas cosas, y tenemos que difundir claramente ese mensaje a la sociedad, a los potenciales empleadores, a los demás agentes sociales y, también, y no en último lugar, a las administraciones públicas.

b) La formación con una base generalista de todos los ingenieros, y de los ingenieros de minas, en particular, exige la clarificación de las áreas de competencia profesional en donde pueden actuar estos profesionales, con claridad de posiciones respecto a las demás ingenierías, incluídas las ingenierías técnicas -a partir de 2010, seguramente, en un escenario de especial confusión-.

Los ingenieros, por nuestra insuficiente formación -injustificable ya hoy - en economía y derecho, y nuestro retraimiento tradicional de la participación política, hemos perdido proyección social. Los ingenieros de minas, en particular, vinculados a dos sectores que cayeron en crisis -el carbón y el acero- no hemos sabido plenamente hacer valer nuestra capacidad y presencia en otros sectores boyantes en los que también estábamos situados y que servían, sirvieron y sirven, de motores para el desarrollo y el bienestar.

Los ingenieros de minas estamos dominando profesionalmente los campos de la energía, incluídas las energías llamadas alternativas, la prospección, gestión  e investigación de aguas, y no solamente las aguas minerales y las subterráneas (pero, por supuesto, preferentemente), además de la prospección geofísica, la construcción civil cuando implica obras de tunelación, y otros muchos subsectores en donde nuestra cualificación y dedicación ha encontrado acomodo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres